El entrenamiento perfecto

 "No hay atajos para llegar a los lugares que realmente merecen la pena" , sea cual sea nuestro objetivo todo requiere paciencia, constancia y esfuerzo.  Demasiada energía sin control solo acabará averiando "nuestro motor" y terminaremos abandonando el campo de batalla.

 

Este mismo razonamiento debería llevarnos a dejar de ser partidarios de frases tales como: "No Pain, No Gain" , traducido al español: "Sin dolor no hay ganancias", donde se incita a seguir esforzándonos por encima del dolor y los límites de uno mismo, dándonos a entender que sólo así conseguiremos lo que queremos.

 

Otra frase bastante conocida... "Tu cuerpo llega hasta donde tu mente diga"; vamos a analizar esto, una cosa es la falta de motivación o la pereza  y otra cosa es pensar que nuestro cuerpo no tiene límites, aquél que reafirme ésto debería leer antes sobre conceptos básicos de fisiología del ejercicio y teoría de programación del entrenamiento. No todo es válido, nuestro sistema tanto muscular como aeróbico tiene unas limitaciones que debemos respetar; sin embargo, nuestra mente puede ser infinitamente ambiciosa y puede poner a nuestro cuerpo en un  serio compromiso.

 

Este tipo de frases suelen atraer la atención de aquellas personas que se están iniciando o desean iniciarse en el mundo del entrenamiento, ven que hay una disciplina, esfuerzo y sacrificio y ésto se asocia con llegar al límite de nuestras posibilidades. Parece que no es un buen entrenamiento si no salimos como si nos hubieran echado un cubo de agua encima y llenos de agujetas. También es cierto que la mayoría de las grandes marcas deportivas y recientes corrientes de entrenamiento lanzan continuamente este tipo de mensaje a través de anuncios con imágenes y situaciones de agotamiento extremo. 

  

 

El entrenamiento perfecto es aquel que finalizas y sientes una sensación agridulce, entre bienestar y cansancio; en tu mente debería merodear un          " creo que podría haber hecho un poco más".  Estás cansado, has entrenado duro, pero... podrías meter alguna serie , algunas repeticiones o ejercicio extra. 

 

Mi consejo es que  siempre dejes un pequeño margen a tu cuerpo,  tanto a tu cuerpo como a tu mente, deja que se genere la supercompensación en tu organismo;  solo así tendrás la garantía de poder volver a entrenar dentro de poco. Tu cuerpo estará receptivo para esforzarse de nuevo y responderá de forma correcta incluso a una demanda superior.

 

Es cierto que el deporte y ejercicio físico transmiten infinidad de valores positivos, uno de los más importantes y bonitos es la superación personal. Supérate, exígete, sé  ambicioso con tus metas para lograr superar tus propias expectativas, pero aprende a dosificar, busca la garantía para seguir sumando cada semana, cada mes, cada año, dejando siempre un pequeño margen.

 

 

 

 

 

 

Sobre la autora:

 

Ana Tenllado es Entrenadora de la National Strength and Conditioning

Association (NSCA), Graduada en Ciencias de la Actividad Física y

Deporte y Entrenadora Personal en el gimnasio Activa Club Valencia.

También puedes seguirle en Youtube , Twitter Instagram para

estar actualizado sobre sus últimas entradas y vídeos.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0